Contacto

aureliobueno77@gmail.com

jueves, 4 de febrero de 2021

INTERCAM BANCO: OPINIÓN ANÁLISIS Renta Variable 3 de febrero de 2021 Reporte 4T20 BSMX

 

Cabe destacar, en sentido positivo, que las estimaciones preventivas fueron - 35.2% menores (vs. 4T19), lo cual obedece, principalmente, a que en el 2T20 la institución bancaria ya había realizado reservas prudenciales por $3,915mdp, con el fin de mitigar el impacto de la pandemia. Al mismo tiempo, la reducción refleja menores reservas por parte del banco para la cartera hipotecaria, debido a su eficiente desempeño. Hacia adelante, anticipamos que el nivel de provisiones permanezca relativamente estable, especialmente a partir del segundo semestre cuando exista menor incertidumbre respecto a las medidas contra la pandemia.

Los ingresos no financieros vieron un decremento anual de -2.5%, en parte por un menor impulso del resultado por intermediación, pero es alentador que secuencialmente se comienza a ver una recuperación de las comisiones cobradas. Por otro lado, los gastos de administración se incrementaron 7.3%, que se debe, primordialmente, a los gastos de tecnología, que continúan siendo una parte crucial para la transformación digital del banco, así como por un incremento en sueldos y beneficios. Con lo anterior el resultado operativo del trimestre fue de $7,071 mdp (un incremento de 5.4%) principalmente por menores provisiones a las anticipadas. La utilidad neta cerró arriba 11.5% en $5,480 mdp.

Cartera de crédito registra decremento

Los ingresos por intereses disminuyeron -15.9% (vs. 4T19), lo cual se debe, principalmente, a la disminución de la cartera de crédito y las reducciones a las tasas de interés. Sin embargo, las menores tasas de interés también fueron la primordial razón para que los gastos por intereses disminuyeran -30.7%. Con esto el margen financiero se situó en $16,272 mdp o -2.7% menor, lo cual implica un MIN de 4.5% (vs. MIN 5.4% 4T19).

En cuanto a rentabilidad, el ROE cerró en 14.1% (vs. 14.1% 4T19) y el ROA en 1.2% (vs. 1.4% 4T19). Si bien la rentabilidad es baja, anticipamos que muestre una recuperación, especialmente en la segunda mitad del año. La utilidad acumulada del 2020 fue de $20,154 mdp, -5.5% menor a la del 2019, el ROA y ROE anual fueron de 1.2% y 13.5%, respectivamente.

En el 4T20 Santander México reportó disminuciones en ingresos financieros de doble dígito, sin embargo, consideramos que el reporte fue positivo en cuanto a resultados, ya que, gracias a un decremento en las estimaciones preventivas para riesgos crediticios, la utilidad neta sorprendió al alza registrando un incremento de 11.5%. Por otro lado, la cartera de crédito total registró un decremento de -1.5% anual, lo cual no es alentador; con los créditos empresariales viéndose afectados, mientras que los hipotecarios muestran resiliencia.

La cartera de crédito total decreció -1.5%, extendiendo la tendencia negativa de los créditos de la institución, como consecuencia de las restricciones implementadas para mitigar el impacto de la pandemia. Adicionalmente, resalta que los créditos a la actividad empresarial o comercial, que representan el 47.7% del portafolio, mostraron una caída de -7.7% vs. 2019. Esto posterior al impuls o

que recibió en el 1T20, dada la búsqueda de liquidez por parte de las empresas.

Asimismo, los bancos se han enfocado en la calidad de la cartera, siendo muy rigurosos respecto al otorgamiento de créditos.

Por otro lado, los créditos a la vivienda han demostrado resiliencia consistentemente a lo largo del año, teniendo un incremento anual de 13.3%, con lo cual ya representan el 24.2% de la cartera vigente. Destaca que los créditos hipotecarios, al igual que los automotrices, registraron niveles de originación

históricamente altos, la empresa anticipa que estos créditos registren crecimientos de doble dígito en el 2021.

A diciembre, los 600 mil clientes inscritos al programa de apoyo, que representan $191 mil mdp en créditos, deberían de estar realizando pagos; de acuerdo con la empresa 75% están al corriente de sus pagos, 16% están reestructurando y 9% tienen un retraso en sus pagos. Las cifras no son tan elevadas como lo que se ha visto de otras instituciones del sistema, incluidos algunos de sus competidores ,

por lo que el porcentaje de pagos tendrá que ver una mejora para generar mayor certeza respecto a esta porción de la cartera.

La cartera de crédito vencida registró un incremento de 32.9%, como resultado del impacto por la pandemia y por la finalización del plazo de los criterios contables especiales. Esto situó al Índice de Morosidad (IMOR) en 3.1% (vs. 2.3% 4T19); el banco considera que llegará a su nivel máximo en el 2T21. Mientras tanto, el índic e de cobertura se situó en 116.9%. Ambos índices comienzan a reflejar el impacto de la crisis mundial y, si bien es comprensible y están en niveles relativamente saludables, están más afectados que el promedio del sistema.

Finalmente, cabe resaltar que el banco cuenta con una posición saludable en cuanto a capital y liquidez, como lo reflejan su Coeficiente de Cobertura de Liquidez (CCL) y el Índice de Capitalización (ICAP). El CCL es de 312.98% , mientras el ICAP es de 19.01%, ambos en niveles sumamente sólidos, cómodamente por encima de los mínimos requeridos . La institución en sus expectativas para el año, comenta que estos deberían mantenerse en niveles superiores a los requeridos.

Recomendamos MANTENER

El tamaño de la cartera de Santander, así como la calidad de ésta, genera mayor confianza en estos momentos de incertidumbre global. Pero, aun cuando hubo un impulso a la cartera de crédito por los créditos empresariales en marzo y abril, en el largo plazo se refleja una desaceleración; el enfoque actual debe ser justamente sobre la calidad de los activos, misma que ha sido mantenida en niveles saludables. Destaca que el desempeño en la cartera hipotecaria se muestr a resiliente por los esfuerzos en promover este tipo de productos. Debido al entorno de reducciones a las tasas de interés, consideramos que los ingresos seguirán viéndose presionados a la baja, por lo que esperamos continúen disminuyendo los márgenes financieros. Adicionalmente, se continuará reflejando un impacto en el

margen ajustado por estimaciones preventivas para poder hacer frente al COV ID, aunque secuencialmente estas podrían ver una normalización por las provisiones adicionales realizadas en el 2020. Por su parte, el control de gastos puede encaminar hacia resultados operativos más saludables , apoyados por el hecho de que Santander finalizó su plan de transformación digital (de tres años) , sin

embargo, esto no significa que hayan frenado la inversión, al contrario, siguen esforzándose en brindar una mejor experiencia digital y ampliar sus productos . Es alentador que sus clientes digitales sigan incrementando. Consideramos que los niveles de rentabilidad permanecen por debajo de algunos de sus principales competidores, y será complicado elevarlos en el entorno actual, por lo que tendrán

que enfocar sus esfuerzos en mejorar constantemente la operatividad del negocio sin descuidar la calidad de los activos. En cuanto a la valuación de la emisora el P/VL se encuentra en 0.9 veces (vs. 1.2x promedio de tres años). Por tanto, reiteramos nuestra recomendación de MANTENER con un mismo Precio Teóric o para el 2021 de $23.90 pesos por acción.

+++

No hay comentarios:

Publicar un comentario