Contacto

aureliobueno77@gmail.com

martes, 12 de enero de 2021

Invex: En México las variables mantienen su comportamiento de espejo con las variables del exterior, lo cual no son buenas noticias para la curva de tasas.

 

Líneas de Acción

Rodolfo Campuzano Meza, Director de Estrategia y Gestión de Portafolios.

 

Carteras recomendadas

Renta Variable.
(Haz clic aquí para el reporte completo).  

Renta Variable Global.
(Haz clic aquí para el reporte completo).  

Deuda Gubernamental.
(Haz clic aquí para el reporte completo).

Deuda Corporativa. (Haz clic aquí para el reporte completo).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

IDEAS PUNTUALES: LOS MERCADOS MIRAN HACIA EL VERANO

Los mercados siguen pasando de largo noticias relacionadas con la extensión de la pandemia, malos datos económicos y los eventos de confrontación política de la semana pasada. El Enfoque sigue mirando hacia el mediano plazo en donde la noticia del control del Senado por parte de demócratas suma al sentimiento positivo. Es difícil esperar un ajuste importante de los mercados en las siguientes semanas. En México las variables mantienen su comportamiento de espejo con las variables del exterior, lo cual no son buenas noticias para la curva de tasas.


1. El evento de la semana fue el resultado de la elección en los dos escaños del Senado que se disputaron en Georgia, en los que gano el partido demócrata. Ello implica que los demócratas ocuparán la Casa Blanca, y tendrán mayoría en la Cámara de Representantes, así como en el Senado, aunque en este último caso una mayoría irrisoria.

Los inversionistas tomaron el resultado de manera muy positiva. Se anticipa un mayor enfoque en el ataque a la pandemia y un mayor apoyo con recursos fiscales en temas como inversión en infraestructura y hacia el mercado laboral. Asimismo, se anticipa una mayor agresividad para intentar enfocar la política pública hacia temas ambientales y relacionados con el calentamiento global. Por ahora solo hay menciones de aumentos en impuestos que no serían de gran magnitud y que difícilmente truncarían la recuperación.

2.- De este modo vemos a los mercados pasar de largo ante la efervescencia que se vivió a mediados del a semana con la Toma del Capitolio, la concreción del Brexit y la continuación de la expansión de la pandemia. Los participantes consideran que estos temas tienen una duración definida y asumen que en el mediano plazo habrá un mayor estímulo fiscal y una recuperación sólida.

Por ello, vemos que la dirección de las inversiones mantiene la misma orientación. Las apuestas se concentran en la recuperación de sectores cíclicos y dejan de lado al sector tecnológico; asimismo, vemos mucha fuerza en el empuje de los precios de los bienes básicos incluyendo el petróleo, así como un flujo importante hacia mercados emergentes.

3.- Como parte de las reacciones ante un escenario más optimista las tasas de interés de largo plazo han tenido movimientos importantes de alza, principalmente en los Estados Unidos. La tasa del bono del tesoro a un plazo de 10 años aumentó tan solo en la semana pasada sus réditos de 0.93% a 1.14%. Los inversionistas descuentan un crecimiento más sólido, mayor presión sobre la inflación y un endeudamiento mayor al previsto.

Este empinamiento de la curva (Que las tasas de corto plazo no se muevan y las de largo plazo suban) parece que será una de las mayores características a lo largo del año en los mercados. Anticipamos niveles mayores para los plazos largos derivado de un ambiente que no dará lugar a muchas correcciones en el primer semestre del año; sin embargo, no vemos un avance que pueda generar una fuerte corrección en los mercados, sobretodo en el primer semestre

4.- Por el momento mantenemos sin cambios las premisas básicas de nuestra estructura de carteras. Mantenemos posiciones en capitales a nivel global con recargo en sectores castigados. Estamos aumentando nuestra posición en el sector financiero y en el energético, así como en sectores de consumo y servicios.

En la parte de deuda, intentamos reducir la exposición a plazo en los portafolios. Pensamos que los diferenciales de algunos segmentos como los mercados emergentes y sectores castigados pueden dar mejor retorno que el grado de inversión por la correlación que hay de este segmento con tasas de plazos largos.

5.- Las variables financieras en México mantienen su comportamiento de espejo con respecto a los mercados globales. Por ello, hemos visto repuntar fuertemente a la bolsa local. En varios segmentos los múltiplos de la bolsa mexicana lucen aun atractivos o por debajo de sus promedios. Si la preferencia de los inversionistas sigue mandando flujos a los mercados emergentes y a segmentos rezagados no es de extrañarnos que la bolsa local confirme los niveles por encima de los 46mil puntos. Más detalles los puede leer en el documento “Perspectivas bursátiles y acciones favoritas 2021” publicado el día de ayer por el área de análisis de INVEX

Lo mismo podríamos decir del tipo de cambio. La tendencia de debilitamiento del dólar contra la mayoría de las monedas persiste. Los niveles del precio del dólar parecen afirmarse cerca de los $20 pesos. Puede repasar la perspectiva económica en el documento “El panorama para la economía en 2021” publicado también ayer por nuestro Economista en jefe Ricardo Aguilar.

6.- La reacción de las tasas en México también ha tenido congruencia con los movimientos de las tasas en el exterior. La curva de plazos largos, en especial para tasas nominales subió durante la semana pasada. Los resultados de inflación, en especial de la parte subyacente que se sigue ubicando cerca del 3.8% ha propiciado demanda por Udibonos que ha evitado que haya un comportamiento similar a los bonos M.

Pensamos que la fuerte holgura que representa el escaso crecimiento de México y los costos asociados con la pandemia que aquí parece lejos de controlarse, permitirán a Banxico reducir la tasa de referencia todavía hacia niveles entre 3.5% y 4.0%. Sin embargo, esta baja podría no ser replicada por las tasas de largo plazo si en el exterior las contrapartes continúan subiendo.

7.- Nuestra distribución en los portafolios privilegia los papeles de tasa revisable y una parte relevante de papeles de tasa real (Udibonos). Mantenemos la idea de duraciones por debajo de las referencias. En renta variable continuamos invertidos tanto en la parte local como global tratando de aprovechar la ola provocada por el nuevo gobierno y la permanencia de estímulos. Mantenemos posiciones relativas de dólares en las carteras con un propósito de cobertura y no tanto por la pretensión de un rendimiento muy elevado.

 

LÍNEAS DE ACCIÓN

DEUDA

El mercado de Bonos del Tesoro de los Estados Unidos abrió la semana con aumentos marginales en las tasas de interés. El vencimiento de 10 años se ubicó alrededor del 1.13%, un punto base con relación al cierre de la semana previa. Sin embargo, en los 11 días que van del año se acumula un aumento de 21 puntos base en los plazos largos.

La aceleración de la inflación y sus expectativas quitan el incentivo a los inversionistas de estar posicionados en tasas en dólares. Se han acumulado incrementos en las expectativas de aumentos de precios, esto ante las fuertes alzas en los precios de diversos “commodities” y por lo tanto en los insumos para la fabricación de diversas manufacturas. Así lo apuntó el índice de gerentes de compras de esta industria.

Asimismo, el mercado reacciona a las declaraciones de diversos miembros de la Reserva Federal, que apuntan de un escenario de inflación mayor y la posibilidad de una reacción de la política monetaria más temprano de lo que aún se espera. Esto también depende de cómo avance el proceso de vacunación en los Estados Unidos y se puede ir superando la pandemia.

En México, las tasas de interés en la parte larga de la curva responden a los movimientos de sus contrapartes en dólares, más que a factores internos. Por lo que la curva se ha presionado considerablemente en los plazos mayores a 10 años. Seguimos viendo que los bonos largos en pesos están en una posición vulnerable y ante un episodio de alza en las tasas en dólares, la presión será mayor a las tasas locales, sumado a la ausencia de flujos de inversionistas extranjeros que estén dispuestos tomar posiciones en M Bonos.

En los plazos de 5 años y hacia más corto plazo, la presión puede surgir por lado de la inflación que, aunque la general cerró el 2020 cerca del objetivo se observan presiones en las mercancías de la parte subyacente y con un entorno global de mayores precios en las materias primas, la inflación podría presionarse en estos primeros meses del año y borrar la expectativa de baja por parte de Banxico.

El portafolio de papeles gubernamentales tiene un buen comienzo derivado de nuestras apuestas en los papeles de tasas reales y de corto plazo; así como mayor liquidez. Mantenemos la idea de que las presiones inflacionarias sobre todo en el primer semestre se harán presentes y si Banxico llega a no bajar la tasa, mantener posiciones en tasas revisables nos amortiguará el rendimiento en el portafolio.

Se espera que en el 2021 se reactive más el mercado de papeles privados ya que mostró cierto nivel de desaceleración durante la pandemia en el año 2020. Se espera que haya mayor volumen de operación y mayor cantidad de colocaciones de Certificados Bursátiles tanto quirografarios como fiduciarios (bursatilizaciones de activos).

 

Para esta semana se tiene la expectativa de una demanda considerable para los Certificados Bursátiles de Corto Plazo, los cuales seguirán concentrándose de manera importante en el sector automotriz y financiero. Para las emisiones de Certificados Bursátiles de Largo Plazo, se va a colocar Sociedad Hipotecaria Federal. Se llevará a cabo por medio de dos emisiones; una de tres años y otra de cinco años, ambas con calificación de AAA.

BOLSA

Iniciamos la semana con un retroceso en las bolsas, el principal detónate fue la noticia de que los demócratas del Congreso introdujeran el juicio político al presidente Trump, tras las acusaciones de haber incitado los ataques contra el Capitolio de la semana pasada.

No obstante, se mantiene el optimismo en los mercados accionarios y las bolsas continúan en máximos. El entusiasmo de los inversionistas viene encabezado por el triunfo del partido demócrata en las cámaras y con ello la expectativa de mayores estímulos fiscales, lo que mantiene la expectativa de una recuperación económica.

Lo anterior lleva a una recuperación en las cotizaciones de los sectores cíclicos, siendo los que más sobresalieron en la semana pasada: energía avanzó casi 10%, seguido por materiales y consumo discrecional. En la estrategia mantenemos una apuesta activa hacia sectores cíclicos que se verán beneficiados por la recuperación económica, como es el caso del sector industrial y consumo discrecional.

Por otro lado, los mercados que mostraron un mayor desempeño en la semana fueron los emergentes, principalmente en Asia seguidos por Estados Unidos. De igual manera, el portafolio se ha visto favorecido por la apuesta activa que mantenemos en Asia: tanto en China como en países aledaños.

El portafolio se vio favorecido durante la semana por la apuesta activa que mantiene en China y países aledaños, y de igual manera por las apuestas activas en Estados Unidos hacia sectores cíclicos.

 

En México a pesar del retroceso visto el día de ayer el S&PBMV IPC mantuvo la tendencia de sus contrapartes y cotizar por arriba de los 46,000 puntos. El impulso ha venido principalmente por el buen desempeño de emisoras industriales, así como la recuperación de algunas emisoras que mantienen un fuerte rezago en sus múltiplos como fue el caso de TLEVISA.

DIVISAS

El dólar abre la semana en niveles alrededor de $20.00 pesos. La moneda norteamericana marca una tendencia de fortaleza en el inicio de este año desde el mínimo de $19.60, dado el contexto de alzas en las tasas en dólares y la falta de flujos de inversión de cartera en pesos.

La no necesidad de dólares para el mercado local y con la fortaleza de los flujos de comercio exterior y remesas familiares no han permitido un avance mayor de la moneda norteamericana frente al peso.

El eslabón débil a nivel interno es la ausencia de inversión y consumo, la falta de una historia de crecimiento más allá del rebote estadístico de la economía, nos hace pensar en mayores episodios de presión para el peso.

Por lo tanto, continuamos con la recomendación de mantener dólares. Esto como una cobertura y elemento de diversificación para los portafolios de inversión. Dentro de este universo de inversión preferimos vehículos de inversión con baja exposición de duración, tasas reales en dólares y mercados emergentes asiáticos, donde la recuperación económica va mucho más adelantada que en occidente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario