Contacto

aureliobueno77@gmail.com

viernes, 11 de diciembre de 2020

Nota Especial: Índice Citibanamex de Inclusión Financiera, edición 2020. Resumen ejecutivo

 

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la inclusión financiera es un mecanismo que ayuda a formalizar economías, potenciar oportunidades de negocio, facilitar pagos, transferencias monetarias y puede ayudar a dar solución a los problemas más apremiantes de la humanidad.

México ha realizado diversos esfuerzos para impulsar y consolidar este tema desde la creación del Consejo Nacional de Inclusión Financiera (CONAIF) y del Comité de Educación Financiera (CEF); la puesta en marcha de iniciativas como CoDi® y el lanzamiento de políticas y leyes cómo la ley Fintech y recientemente la Política Nacional de Inclusión Financiera (PNIF), lanzada en marzo de 2020,

considerada una herramienta de política pública que abonará a la movilidad social, al crecimiento económico y con ello al bienestar de la población.

A lo largo del documento, abordamos el tema de la inclusión financiera desde distintos ámbitos. Además de la actualización de los indicadores de servicios financieros en el país y su comparativo con años previos presentamos comparativos internacionales para ubicar y entender la posición de México en el mundo. Este marco sirve de referencia para presentar la nueva edición del índice Citibanamex de Inclusión Financiera, el cual permite conocer el avance logrado en los canales de acceso y uso de productos y servicios financieros en México entre el año 2018 y 2019 integrando variables demográficas y económicas.

El cálculo de nuestro índice permite observar la evolución de los productos y servicios financieros en cada estado y municipio/alcaldía del país. Algunos de los hallazgos principales se mencionan a continuación.

Se observan pocos movimientos en los estados de acuerdo a su ranking de inclusión financiera. Los resultados de la inclusión financiera si bien muestran avances no se observa movimiento en 3 de los 5 estratos; el grupo de muy alta inclusión financiera se mantiene con 7 estados, el estrato alto y medio conservan el mismo número de estados que el año anterior (7 y 6 respectivamente). Los estados con inclusión financiera baja aumentan en una entidad federativa resultado del avance de un estado de inclusión financiera muy baja a baja.

Desde la primera edición de este trabajo la Ciudad de México (CDMX) encabeza el listado. Además de ocupar la primera posición, la inclusión financiera de la CDMX presenta contrastes importantes con respecto al resto del país, en once de los 14 indicadores utilizados para construir el índice (ajustados por población adulta), la CDMX posee los valores más altos.

Para el caso de municipios/alcaldías, el número total en el estrato de muy alto creció en 9 durante el último año, para sumar 86 municipios/alcaldías (3.5% del total). Los segmentos medios de inclusión financiera municipal agrupan a 38.4% del total de los municipios del país, equivalente a 945 municipios de los cuales 219 poseen inclusión financiera alta, 239 se ubican en el segmento medio y 487 en el bajo. Durante 2018, se contabilizaron 843 municipios en estos segmentos (186, 228 y 429, respectivamente).

El número de municipios con muy baja inclusión financiera se ha ido reduciendo, al pasar de 1,537 en 2017, a 1,543 en 2018 y a 1,432 en 2019. Los municipios con inclusión financiera muy baja representan 58.1% del total en 2019 en comparación con 62.6% en el año previo y 66.6% en 2017.

El diagnóstico de la inclusión financiera a un nivel tan detallado como se presenta en este ejercicio permite conocer a profundidad el avance del acceso y uso de los servicios financieros en México a nivel regional. Esperamos que este ejercicio abone a la generación de estudios adicionales que ayuden a la comprensión de la inclusión financiera y su impulso y aceleración en el país.

Introducción

Indudablemente la inclusión financiera es un motor del desarrollo económico y social que permite reducir desigualdades, mejorar procesos en la transferencia de recursos y ofrecer más y mejores herramientas que ayudan a la toma de decisiones financieras por parte de las personas. Un acelerado crecimiento de los mercados financieros y de las maneras de acceder a él, obliga a socializar sus bondades y beneficios a la población que históricamente ha estado excluida del sistema financiero formal.

Los productos ofrecidos por bancos y otras instituciones financieras facilitan y protegen el ahorro de las personas, dan acceso a instrumentos de crédito en diferentes modalidades, permiten la protección de la salud y el patrimonio de las familias y, en el largo plazo, ayudan a multiplicar el dinero de sus usuarios a través de la inversión.

Hace dos años iniciamos el ejercicio de medir la inclusión financiera en México tanto a nivel estatal como municipal, aquella primera fotografía nos permitió mapear la situación de la inclusión financiera, identificar las concentraciones más intensas, así como las diferencias más pronunciadas en cuanto a penetración de servicios financieros.

De manera general, seleccionamos variables de acceso y uso de productos y servicios financieros dadas a conocer por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y, a través, de la técnica de componentes principales, creamos un ranking actualizable anualmente. En 2019, la segunda edición –con información de 2018– mostró que 85.7% del total de municipios, presentaron mejoras en su nivel de inclusión financiera, sin duda, resultados alentadores.

Con respecto a la parte baja de la inclusión financiera, 1,543 municipios, 62.6% del total, tenían un nivel muy bajo y aunque se observa una reducción de 94 municipios en este nivel de inclusión, todavía queda mucho por hacer para alcanzar la plenitud del sistema financiero.

Hoy presentamos la tercera edición de este ejercicio la cual da seguimiento a los ejercicios anteriormente realizados. El objetivo de esta investigación es actualizar el monitoreo y medir el avance de la inclusión financiera en México a un nivel estatal y municipal, la primera edición de este documento, realizado en 2018, buscó facilitar la medición de la penetración de productos y servicios en México, así como documentar los esfuerzos realizados en este tema por diferentes actores públicos, privados e incluso, sociales.

El documento presenta cinco apartados:

Segunda edición del Índice Citibanamex de Inclusión Financiera. Una recapitulación que presenta los resultados más relevantes de la edición anterior de nuestra investigación.

Contexto de la inclusión financiera en México y el mundo. Apartado que enumera los beneficios de la inclusión financiera y su relevancia en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, describe el papel que México ocupa a nivel internacional y aborda las acciones más importantes realizadas por las autoridades en México para promover e impulsar el tema.

La inclusión financiera vista a través del acceso y uso de los instrumentos financieros. Esta sección presenta gráficas individuales de los indicadores que componen nuestro índice, permite observar de manera puntual el crecimiento (o contracción) de cada una de las 14 variables.

Índice Citibanamex de Inclusión Financiera edición 2020. Presenta la actualización de nuestros indicadores a nivel estatal y municipal.

Conclusiones. Aquí cerramos el análisis de los elementos y analizamos las áreas de oportunidad de nuestro ejercicio.

I. Principales resultados del Índice Citibanamex de Inclusión Financiera 2017-2018

Una recapitulación

Entre 2017 y 2018 se observaron avances importantes en la inclusión financiera. A nivel nacional se registró un crecimiento importante en el número de contratos que utilizan banca móvil, al aumentar en promedio anual 60%.

El número de corresponsales y el número de terminales punto de venta también fueron factores que favorecieron la penetración bancaria, con incrementos respectivos, en promedio anual de 8.3% y 6.4%. Con esto, 98.2% de los adultos en México vivía en municipios con al menos un punto de acceso para realizar depósitos o retiros.

Por el lado del uso de los productos y servicios financieros destacan los avances logrados en el número de cuentas de ahorro que aumentaron 21%, transacciones en terminales punto de venta con un incremento de 20% y el número de cuentas transaccionales con una variación de 15%.

A partir de estas cifras y con base en la estimación de nuestro Índice Citibanamex de Inclusión Financiera, se observa que el número de estados con mayor inclusión aumentó de 4 a 7 (Ciudad de México, Quintana Roo, Nuevo León, Baja California Sur, Querétaro, Sonora y Coahuila).

Asimismo, los estados con menor inclusión se reducen de 7 a 5 (Tlaxcala, Zacatecas, Guerrero, Oaxaca y Chiapas).

Si se considera únicamente la mejoría del índice 2018 con respecto a su correspondiente 2017, —medida a través de primeras diferencias—, el mayor avance lo observó la capital del país, seguida por Querétaro y Nuevo León (Mapa 1)...

+++

No hay comentarios:

Publicar un comentario