Contacto

aureliobueno77@gmail.com

martes, 15 de diciembre de 2020

Invex Opinión Estratégica: Seguimos con nuestra indicación de permanecer invertidos en capitales; las valuaciones en muchos sectores rezagados aún no son tan elevadas. Lo anterior incluye a los activos de México.

 

Líneas de Acción
Rodolfo Campuzano Meza, Director de Estrategia y Gestión de Portafolios.

 

Carteras recomendadas

Renta Variable.
(Haz clic aquí para el reporte completo).  

Renta Variable Global.
(Haz clic aquí para el reporte completo).  

Deuda Gubernamental.
(Haz clic aquí para el reporte completo).

Deuda Corporativa. (Haz clic aquí para el reporte completo).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

IDEAS PUNTUALES: MOTIVADOS POR EL ESTIMULO

La semana pasada los mercados en el ámbito global registraron retornos ligeramente negativos. La especulación sobre los paquetes de estímulo y la incertidumbre sobre la aprobación de la vacuna de Pfizer en Estados Unidos jugaron en contra. Esta semana parece volver el sentimiento positivo. Seguimos con nuestra indicación de permanecer invertidos en capitales; las valuaciones en muchos sectores rezagados aún no son tan elevadas. Lo anterior incluye a los activos de México.


1. Seguimos con la misma propensión por riesgo en los mercados globales. Este lunes volvió a haber un sentimiento positivo con relación a la aplicación de la vacuna y con respecto a un paquete de estímulo fiscal que fuese acordado antes del fin del año. La idea es que dichos factores generen una trayectoria de recuperación. Ante los elevados niveles que hay de liquidez y la búsqueda de retornos en cualquier segmento del mercado, los precios de los activos menos favorecidos por la pandemia han tenido desempeños muy positivos en los últimos dos meses.

2.- La situación en la economía sigue siendo muy adversa. El incremento de contagios prosigue en Estados Unidos y en Europa, no se diga en muchos países emergentes incluyendo con México. Las restricciones se continúan elevando ante la proximidad de la navidad y las evidencias de que el día de acción de gracias arrojo una aceleración de los contagios en Norteamérica. Es muy probable que sigamos viendo cifras dramáticas, una saturación de los servicios de salud y datos económicos que demuestran menor fortaleza.

3.- Por otro lado, la idea de un paquete fiscal contundente no se concreta a pesar de declaraciones optimistas de ambas partes de la negociación. La situación del ingreso personal de una buena parte de la población depende de la extensión de apoyos y se muestran mermas en indicadores de percepción de los consumidores.

4.- Por último, no parece que vaya a haber una definición agradable con relación al tema del Brexit en Europa. Este asunto produce mucha incertidumbre y mantiene a los inversionistas en vilo.  Es posible que sea necesaria la intervención de las autoridades para suavizar los efectos adversos de una falta de acuerdos.

5.- La descripción de una situación claramente complicada no afecta la percepción de los inversionistas. Éstos se concentran en la prolongación de la distorsión que significa la mayor inyección de liquidez (El Banco Central Europeo extendió y amplió su programa de recompras de bonos). Esta semana la Reserva Federal de los Estados Unidos confirmará su postura de total relajación y al mismo tiempo confirmará su sugerencia con respecto a la urgencia de más ayuda por el lado fiscal.

6.- Los mercados por su parte siguen manifestando muchas muestras de la fuerte distorsión a la que están sometidos. Los índices en niveles máximos, los segmentos de bonos estáticos y sostenidos por la recompra de los bancos centrales, una elevada actividad de fusiones y adquisiciones, así como de colocaciones en bolsa con comportamientos francamente exuberantes como fueron las de DoorDash y Airbnb.

7.- No se engañe con respecto a la situación particular de México. El Comportamiento de la bolsa local, de las tasas de largo plazo y del tipo de cambio ha estado condicionado por el flujo de inversionistas extranjeros que ha acudido a comprar activos con una valuación atractiva en un mercado cuyas variables financieras lucen más amarradas que otros y cuya actividad económica está íntimamente ligada a la de Estados Unidos.

8.- Este fin de semana hay comunicado de política monetaria por parte del Banco de México. No esperamos cambios, creemos que la Junta de Gobierno esperará a ver si la baja sustancial de noviembre fue efectivamente un asunto temporal y si no hay rebotes en diciembre. El mercado de dinero anticipa un reinicio del ciclo de baja de tasas durante el 2021, algo que nosotros no consideramos sino a partir de mayo.

9.- Nuestra recomendación en general es no oponerse a la evidente enorme fuerza que tienen los estímulos monetario y fiscal y que mantendrán distorsionados a los mercados. Las noticias son muy malas, pero creemos que la posibilidad de una corrección importante en los mercados es baja dada la postura de las autoridades por el momento.

Mantenemos inversiones en bolsa global y alguna posición en el tipo de cambio, más como una cobertura que con un objetivo de retorno alto. En Deuda global hemos salido de inversiones en papeles del gobierno por el empinamiento que vemos en la curva y compramos papeles que pagan tasa real sobre la inflación o segmentos de mercados como Europa o de grado de inversión. En cuanto a la deuda local, somos muy escépticos del valor de la curva y tratamos de evitar el riesgo de plazo, nos concentramos en papeles de tasa revisable y de tasa real.

 

LÍNEAS DE ACCIÓN

DEUDA

El mercado de Bonos del Tesoro de los Estados Unidos se mantiene relativamente estable con respecto al nivel de tasas de interés al inicio de la semana. El vencimiento de 10 años se ubicó ligeramente por debajo del 0.90%, mismos niveles que el cierre del pasado viernes.

Esta semana hay reunión de la Reserva Federal con respecto a la política monetaria. No se esperan cambios en el nivel actual de la tasa de referencia, pero sí que siga acentuando la necesidad de la nueva ronda de estímulos fiscales que ayude a consolidar la recuperación de la economía norteamericana.

Hasta el momento la negociación cobre un paquete de ayuda fiscal continua atorada en el Congreso Norteamericano derivado del cambio de Gobierno.

Sumado a lo anterior y con el impacto que está teniendo la aceleración de contagios de COVID y la expectativa del inicio de un proceso de vacunación lento, tanto los participantes del mercado, como los analistas prevén que habrá un arranque lento para la actividad económica norteamericana durante el primer trimestre del 2021.

Por lo mismo, las tasas de largo plazo empiezan a dibujar cierta tendencia lateral, que con una acumulación de malos datos económicos de coyuntura pudiera sostenerse. Nuestra expectativa es que la estabilidad sea temporal y se reactivará en el momento que se aprueben los estímulos.

En México, el rally de baja de tasas de interés en la parte larga de la curva se detuvo y al cierre de la semana pasada se revirtió ligeramente. Las valuaciones de la parte larga de la curva aun lucen caras. El flujo de inversionistas extranjeros en las últimas semanas, no sólo ha estado dirigido hacia los Mbonos, sino también en Udibonos (tasa real) y Bondes D (tasas revisables).

El diferencial de tasas entre aquellas en dólares y las de los papeles gubernamentales locales se sigue estrechando, lo que implica un mayor riesgo para los bonos en pesos, ya que un incremento de la aversión al riesgo global, puede generar un regreso violento de la curva local, no sólo de M’s, sino de los otros segmentos mencionados.

Mantenemos posiciones en el portafolio de papeles gubernamentales con un carácter defensivo, dados los porcentajes en tasa variable y tasas reales. La tesis de mayores presiones inflacionarias sobre todo en el primer semestre del 2021 y que Banxico no se moverá por buen rato son nuestras principales premisas para los portafolios. Evitamos el riesgo de la parte larga de la curva.

En el mercado de papeles corporativos se vieron pocos cambios en los papeles de tasa flotante. Se mantuvo firmeza y solidez en valuación y sobretasas ya que Banco de México, al parecer, no va a llevar a cabo movimientos en cuanto a política monetaria. Las calificaciones crediticias de los Certificados Bursátiles se mantienen iguales, sin cambios relevantes para el cierre del presente año. Se espera que la situación se mantenga de esta forma para los primeros meses del año. En aquellos papeles privados de tasa fija y de tasa real pueden presentarse altibajos y volatilidad para el cierre del año. Esta semana se colocan cuatros papeles importantes; dos de TIPMXCB y dos de Bancomext.

 

BOLSA

Regresó el sentimiento positivo a los mercados, después de una semana negativa donde los inversionistas habían tomado una pausa al rally visto durante noviembre y los inicios de diciembre.

La causa de la permanencia del optimismo es la expectativa de que el lanzamiento de la vacuna llevará a una recuperación económica y con ello, nuevamente vemos una preferencia por sectores cíclicos.

Los inversionistas confían en que habrá un acuerdo de estímulo fiscal, a pesar de que no hay avances al respecto y se cree que no será sino hasta enero que tome posesión Biden.

La cartera se ha visto beneficiada por la composición que mantiene con una apuesta especifica en Estados Unidos. En la semana pasada se vio específicamente beneficiada la apuesta activa en Servicios de Comunicación y Biotecnología.

De igual manera, hemos visto una rotación hacia mercados que se mantenían con cierto rezago, en este caso la bolsa de Canadá desde noviembre ha mantenido una recuperación; mantenemos una apuesta activa en este mercado.

El mercado local ha mantenido la tendencia de sus contrapartes internacionales, el día de ayer operaba al alza, sin embargo, a diferencia de la mayoría de los mercados, la semana pasada el S&PBMV IPC tuvo un comportamiento casi plano con un ligero retroceso de (-) 0.08%.

Con esto el mercado se mantiene por arriba de los 43,600 puntos; se empieza a ver un proceso de consolidación con movimientos más acotados a los vistos durante noviembre e inicios de diciembre.

La cartera se continúa beneficiando por las apuestas activas que tenemos, en la semana hubo efectos positivos por la posición que mantenemos en GCC (5.7%), GAP (5.8%) y WALMEX (4.8%).

No existieron cambios en las carteras.

 

DIVISAS

El dólar se fortaleció frente a todas las monedas, sobre todo al cierre de la semana anterior, el peso no es la excepción. La moneda norteamericana rebotó hacia niveles cercanos a los $20.20 pesos y se estableció un rango de operación de corto plazo entre $19.90 y $20.30 pesos por dólar.

Se reitera que la necesidad de dólares en la economía mexicana es inexistente, los flujos extranjeros continuaron con la demanda de papeles de gobierno, incluso en algunos segmentos de papel gubernamental adicional distintos al que tradicionalmente compran.

A pesar de que la falta de acuerdos para aprobar el nuevo paquete de estímulos junto con la aceleración de contagios genera una expectativa de lento arranque de la economía en el primer trimestre del 2021, se mantiene la idea de que la recuperación de los mercados emergentes en especial los asiáticos, junto con los estímulos norteamericanos, tarde o temprano seguirá debilitando al dólar. 

De corto plazo, el dólar frente al peso se recuperó y nos permitió mejorar la valuación de nuestras carteras de deuda global; dentro de las cuales hemos acentuado la diversificación a través de la exposición a tasa real en dólares, así como corporativos europeos ante el estímulo reforzado del Banco Central Europeo y Emergentes con la intensión de beneficiarnos de la recuperación asiática.

La idea de mantener dólares en un portafolio no responde tanto a la expectativa de un retorno elevado sino a la función de cobertura ante posibles correcciones en los mercados globales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario