Contacto

aureliobueno77@gmail.com

martes, 22 de septiembre de 2020

Invex Opinión Estratégica: En México, el fin del ciclo de baja de tasas está cerca y el tipo de cambio no puede contra los momentos de aversión al riesgo.

 


Opinión Estratégica

 

 

Líneas de Acción

Rodolfo Campuzano Meza. Director de Estrategia y Gestión de Portafolios.

 

Carteras recomendadas

Renta Variable.
(Haz clic aquí para el reporte completo).
 
 

Renta Variable Global.
(Haz clic aquí para el reporte completo)
.  
 

Deuda Gubernamental.
(Haz clic aquí para el reporte completo).
 

Deuda Corporativa. (Haz clic aquí para el reporte completo).

 

Otras Publicaciones:

Oferta y Demanda Agregada (2T-2020) Ver documento.

 

IDEAS PUNTUALES: RECARGA DE ASUNTOS.

Hay varios temas importantes que los inversionistas tienen que procesar en los últimos días; varios de ellos con serias implicaciones en cuanto a riesgo. La recarga de temas influye negativamente en los mercados en donde se observa una actitud de mayor precaución. Hemos hablado de volatilidad en las siguientes semanas y de la prevalencia de las distorsiones en el mediano plazo, ambas ideas continúan vigentes. En México, el fin del ciclo de baja de tasas está cerca y el tipo de cambio no puede contra los momentos de aversión al riesgo.

1.- La confirmación de un escenario de recuperación económica, la vuelta de restricciones en algunos países por el tema de la pandemia, la cercanía de las elecciones en Estados Unidos, el recrudecimiento del conflicto entre partidos y por lo tanto la disolución de la posibilidad de un nuevo estímulo fiscal, el pronunciamiento de la FED, las implicaciones de la suerte de algunas empresas (TikTok, Nikola, etc) sobre la percepción con relación a las acciones de tecnología, el anuncio sobre operaciones ilegales en algunos bancos importantes, la continua beligerancia con China, el descenso del precio del petróleo; son algunos de los mayores asuntos que los inversionistas deben procesar para la toma de decisiones. Algunos apuntan en direcciones opuestas y otros contienen una elevada carga de riesgo; por ello, los mercados continúan tomando precauciones y en una fase de corrección.

2.- La OCDE publicó la semana pasada una corrección a sus estimados para el crecimiento mundial y los principales países. En lo general es una corrección positiva, supone caídas menores en el crecimiento del año y una tendencia de recuperación. Esta misma sigue confirmándose en datos como las ventas comerciales, la producción industrial o el inicio de construcción de casas en Estados Unidos; así como el aumento de los indicadores de confianza en Francia y Alemania, además de la Unión Americana. Para China el organismo considera que el crecimiento en el 2020 será positivo debido a la fuere recuperación que experimenta.

3.- El tema de la Pandemia vuelve a generar temores. En Estados Unidos está por alcanzarse la cifra de 200 mil muertes. En algunas partes de Europa como España o el Reino Unidos se analiza volver a instalar confinamientos, en Israel de hecho se ha activado una nueva restricción. Los inversionistas ven el tema del surgimiento de vacunas en progreso, pero aun distante como para evitar la proliferación de casos y una reapertura más potente.

4.- La Reserva Federal decidió mantener las tasas de interés de referencia sin cambios. La FED visualiza dos condiciones para modificar el actual nivel de las tasas: Que regrese una situación de pleno empleo (Tasas de desempleo a 3.5% por lo menos, hoy en día es superior al 8%), y que la tasa de inflación se ubique por encima del 2.0% "por algún tiempo".  Entonces es difícil pensar en un ajuste preventivo, las tasas subirán cuando se alcancen dichos niveles, no cuando haya una trayectoria hacia ellos. 

El Comité de Mercados Abiertos publicó sus estimaciones en donde estima que la tasa de referencia no cambiará en los próximos tres años y una proyección optimista con relación a la recuperación del crecimiento. No obstante, el Presidente Powell manifestó lo incierto de los próximos meses y la necesidad de mayores apoyos por el lado fiscal.

5.- EN cuanto a lo anterior la posibilidad de un acuerdo entre los partidos en Estados Unidos se diluye. La incertidumbre política se ha intensificado a raíz de la muerte de la Juez Ginsburg y la intención del Presidente Turmp de sustituirla antes de las elecciones lo cual no es aceptado por los demócratas y podría amplificar la crisis política, así como la disputa por el resultado electoral. La incertidumbre es grande en este aspecto y es claro que reprimirá a los inversionistas.

6.- Las noticias en el terreno corporativo tampoco colaboran a crear mayor confianza. Apenas el Presidente Trump ha pronunciado su venia para un arreglo en la compra – venta de la empresa de internet TikTok; asimismo, la productora Nikola continua en un descenso brusco luego de aparentes engaños con relación a la eficacia de sus operaciones. Ambos casos mantienen la corrección en el sector de tecnologías en donde las fuertes ganancias registradas hasta agosto están dando lugar a ajustes importantes. Los mercados llevan tres semanas con registros de pérdidas que ya son visibles.

7.- Las semanas pasadas advertíamos de un escenario que generaría mayor volatilidad. Creemos que esta condición podría prevalecer al menos durante septiembre y octubre. Asimismo, mantenemos la visión de que los soportes, tanto de la FED como del Gobierno conservarán la tendencia de recuperación y por ello en el mediano plazo no vemos un mercado continuamente a la baja.

Nuestra estrategia intenta mantenerse ubicada en los segmentos en donde se ve mayor estabilidad. Estamos invertidos en bolsa en las emisoras que se benefician de las circunstancias actuales; en deuda mantenemos una predilección por emisoras con grado de inversión y evitamos nombres que pudieran se muy volátiles.

8.- Esta semana hay decisión del Banco de México. Esperamos que se pronuncie con relación al fin del ciclo de baja de tasas. El mercado de dinero descuenta una reducción de 25 puntos base en la tasa (para ubicarla en 4.25%); sin embargo, tenemos un estimado de inflación que puede superar el 4.20% anual en la primera quincena de septiembre. Si el banco decide hacer una pausa o no, creemos que emitirá un comunicado más duro con relación al tema del repunte de la inflación. Por ello pensamos que el espacio de baja de las tasas de referencia y por lo tanto de la curva de plazos parece agotado en su mayoría.

9.- Los ajustes del día de ayer ponen en evidencia la dependencia del tipo de cambio y del premio por riesgo de México (La diferencia entre las tasas largas domésticas y las del exterior) del momento de optimismo en los mercados globales y de flujos positivos de inversión hacia activos de riesgo; en este caso hacia mercados emergentes.

Si persiste el momento de aversión al riesgo no dude en que el tipo de cambio se seguirá ajustando al alza al igual que los niveles de las tasas de interés de largo plazo. Por lo pronto en el cierre de la jornada anterior hubo una breve recuperación.

10.- El índice S&PBMV IPC de la bolsa ya se ubica en los 35,500 puntos. El ajuste en el mercado es acentuado y persiste el bajo volumen. Puede haber precios atractivos, pero a menos que considere que volverá a presentarse un momento positivo en los mercados globales, no se trata de un buen momento para comprar. No esperamos tal retorno del entusiasmo en lo que resta de este mes y por ello nos mantenemos sub invertidos en este segmento.


Lineas de Acción:

Deuda.

Después de conocer la decisión de política monetaria por parte de la Reserva Federal, sin cambios en el mercado de tasas, los participantes quedan a la espera de un nuevo paquete de estímulos fiscales por parte del Gobierno Federal.

Es muy probable que esta serie de estímulos sean aprobados hasta después de la elección presidencial. El conflicto entre partidos parece intensificarse.

Los datos de coyuntura, sobre todo del consumo pueden verse afectados para los meses de septiembre y octubre, dado a que muchos recursos fiscales repartidos terminaron su ciclo de vida en septiembre.

El mercado de tasas mantiene un comportamiento lateral y opera en el rango entre 0.60% y 0.70% para el Bono del Tesoro de 10 años. Consideramos que el comportamiento del mercado de tasas será estable en el futuro previsible.

Sin embargo, el enfoque de los inversionistas no necesariamente será el de observar niveles de inflación superiores al objetivo, como ahora lo hará la FED, sino que se anticiparán para resguardar el valor de la inversión en papel gubernamental, por lo que la opción de invertir en TIPS (bonos con protección inflacionaria) será relevante.

Para el mercado local, la apertura de esta semana ha sido con un aumento de la aversión al riesgo, la curva de tasas mostró incrementos de 7 puntos base en sus plazos más largos. Es evidente la correlación de los flujos con el momento en los mercados globales.

El mercado espera que para esta semana la decisión de política monetaria por parte de Banxico sea una disminución a la tasa de referencia en 25 puntos base. Sin embargo, seguimos pensando que Banco de México advertirá de alguna manera sobre el final del ciclo de relajación de la política monetaria.

El espacio para seguir bajando la tasa es muy apretado, sobre todo por el escenario para los precios al consumidor en lo que resta del año, que no parecen dejar de registrar presiones.

Estimamos que la una posible pausa en los movimientos de la tasa de referencia se extenderá hasta que la inflación retome una tendencia clara de baja y quizá eso se dé durante el primer trimestre del año que entra. Banxico tendrá una actitud mucho más cautelosa con respecto a la evolución de la inflación, a pesar de que hay un entorno de tasas bajas y cercanas a cero a nivel global.

En cuanto a Deuda Corporativa, continua la revisión del conjunto de Certificados Bursátiles a subastarse en las siguientes semanas, particularmente aquellos de corto plazo, los cuales se subastan de forma semanal.

Los niveles de sobretasas siguen siendo más altos de lo normal, ya que la volatilidad provocada por la pandemia del COVID-19 induce a que las tasas de papeles privados sean mayores que aquellos del sector público o gubernamental. Antes de terminar el año se espera que haya mayor volumen de colocaciones de Certificados Bursátiles de Largo Plazo ya que hubo pocas emisiones en el segundo trimestre.


Bolsas:

Los mercados de capitales han abierto con un nuevo ajuste. El cúmulo de temas que generan incertidumbre pesa sobre la decisión de los inversionistas. Es probable que continúe la volatilidad en las siguientes jornadas.

El comportamiento en general es adverso en la mayoría de los sectores. El S&P 500 de Estados Unidos ha ajustado 6.3% en el mes hasta este lunes. En general, de extenderse el episodio de aversión al riesgo podríamos ver ajustes adicionales en las bolsas.

El rendimiento de la Cartera Recomendada de Renta Variable Global durante la semana que concluyó el 18 de septiembre fue mayor que el del benchmark (ACWI US Equity): el valor del portafolio disminuyó (-) 1.40%, vs. (-) 1.52% del ACWI. En lo que va del año la cartera ha avanzado 9.88%, 219 pbs por abajo al 12.07% del ACWI.

En México, la bolsa volvió a retroceder para ubicarse al cierre del lunes en 35,500 puntos. El mercado mexicano sigue siendo la excepción al movimiento alcista, el referencial S&PBMV IPC operó negativo por quinta semana consecutiva. Esta semana en particular fueron GENTERA, PEÑOLES y ALSEA quienes ejercieron presión a la bolsa.

El rendimiento de la Cartera Recomendada de Renta Variable local durante la semana que concluyó el 18 de septiembre fue menor que el del benchmark (S&PBMV IPC): el valor del portafolio disminuyó (-) 1.62%, vs. (-) 0.87% del S&PBMV PC. En lo que va del año la cartera ha retrocedido (-) 18.49%, 121 pb por abajo al (-) 17.28% del S&PBMV IPC.

Tipo de Cambio: 

En la apertura de esta semana, la aversión al riesgo se hizo presente y provocó que el tipo de cambio rebotará hasta los $21.50 pesos por dólar. Se hizo evidente la dependencia del buen momento de los mercados globales para que continúe la tendencia de fortaleza del peso.

El diferencial de tasa cerró la semana pasada en niveles por debajo de los 500 puntos base. Esto puede generar temores en la Junta de Gobierno del Banco de México para seguir bajando la tasa. Pensamos que Banxico sopesa mucho el comportamiento futuro del tipo de cambio. Los temores a una volatilidad del tipo de cambio, puede incentivar al Banxico de no hacer mayores movimientos de baja de tasa y mantener estable el diferencial de tasas entre pesos y dólares, así como a la cotización.

Seguimos considerando que hay factores que pueden sostener el tipo de cambio en niveles bajos; en especial los relacionados con la disciplina fiscal y la ausencia de un déficit elevado en la parte comercial; sin embargo, de continuar la aversión al riesgo en los mercados podríamos ver una devaluación más amplia.

Aprovechamos los niveles del dólar para reforzar posiciones en moneda extranjera, hicimos ajustes en las carteras, tanto en posiciones en duración y riesgo de crédito a nivel de grado de inversión y ajustes en la parte de riesgo de gobierno norteamericano.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario