Contacto

aureliobueno77@gmail.com

miércoles, 22 de julio de 2020

BBVA Propuesta de reforma al Sistema de Ahorro para el Retiro


Alfonso Gurza / Carlos Serrano

22 de julio de 2020

La propuesta de reforma es acertada y constituye un paso en la dirección correcta

La SHCP propondría ajustes al régimen vigente a fin de incrementar cobertura y tasas de reemplazo de las pensiones del IMSS
El día de hoy, la SHCP dio a conocer sus planes para reformar el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) a fin de elevar la tasa de reemplazo desde los bajos niveles que ahora presenta (30% para los trabajadores con ingresos de 4 salarios mínimos) hasta alcanzar niveles de reemplazo del 103% para trabajadores con ingresos de 1 salario mínimo y de 54% para aquellos con ingresos de 5 salarios mínimos. En promedio, según la SHCP se incrementaría la tasa de reemplazo en un 40%.
Asimismo, plantea reducir el número de semanas de cotización requeridas para acceder a una Pensión Garantizada desde las actuales 1,250 a 750 semanas, con un incremento gradual hasta alcanzar las 1 mil semanas al cabo de un periodo de transición de 10 años. 
Con la propuesta, la SHCP estima que los trabajadores con derecho a pensión pasarán del 56% al 97%, con un alza del acceso a la Pensión Garantizada del 34% al 82% de los trabajadores.
Complementariamente, se elevaría la aportación total del 6.5% al 15%, con base en un alza de la contribución patronal que pasará, a lo largo de 8 años, del 5.15% al 13.87%; es decir, sin incrementar la aportación de los trabajadores (ni reducir su ingreso disponible). 
Por su parte, la aportación gubernamental modificaría su composición y se enfocaría a los trabajadores de menores ingresos: según la información dada a conocer, la cuota social que el gobierno continuaría aportando oscilaría entre 8.724% para los trabajadores con ingresos de 1 salario mínimo y 1.798% para aquellos que alcancen ingresos de 4 UMA.
Según datos de la propia SHCP, el alza de las aportaciones se traducirá en incrementos significativos de las tasa de reemplazo a través de dos componentes: la Pensión Garantizada y la pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores (PBPAM):


A lo anterior habrá que sumar el efecto que supone la reducción de las semanas de cotización requeridas, que permitiría a más trabajadores acceder a la pensión garantizada, aunque con beneficios diferenciados en función de sus ingresos y su periodo de cotización:
Valoración de la propuesta
La reforma presentada por la SHCP constituye un avance significativo para remediar algunas deficiencias del SAR:
   En primer lugar, es positivo aumentar la tasa de contribución. La tasa de 6.5% resultaría en tasas de reemplazo muy bajas (de 30% en promedio): el aumento permitirá crear mejores condiciones de retiro. Es un cambio que se debió haber hecho hace tiempo, sobre todo a la luz de las bajas tasas de ahorro voluntario que se han observado desde que la implementación del Sistema en 1997.
También es positivo dirigir la cuota social (aportación gubernamental) hacia los segmentos de menores ingresos, considerando el carácter fiscalmente neutro de la medida. Ello contribuirá a reducir los niveles de desigualdad.
   La gradualidad en el alza de la tasa de contribución permitirá a las empresas prepararse para el impacto que tendrá en sus estructuras de costos.
Por su parte, la reducción del periodo mínimo de cotización permitirá a un significativo número de trabajadores acceder a una pensión, tema de  particular importancia en una economía con un alto porcentaje de trabajadores que transitan entre el sector formal y el informal. En todo caso, es deseable emprender una reforma para reducir el nivel de informalidad en el país.
   En esta coyuntura pudiera ser oportuno revisar el papel jugado por el Infonavit y en particular la posibilidad de que las aportaciones a dicho instituto se destinen al ahorro para el retiro de los trabajadores: aumentando la rentabilidad de los cotizantes hasta en tanto no adquieran un crédito hipotecario a cuyo pago destinar dichos recursos. Una reforma en este sentido debería acompañarse de una modificación al fondeo del Instituto de manera que éste se realice en el mercado y sujeto a la disciplina del mismo.
   Finalmente, de ser aprobada la reforma, aumentará la tasa de ahorro y la profundidad de los mercados de capital en el país.


No hay comentarios:

Publicar un comentario