Contacto

aureliobueno77@gmail.com

lunes, 25 de mayo de 2020

Invex Economía Reporte Semanal:

Algunos indicadores adelantados frenaron sus caídas en mayo. Si bien éstos se mantienen en terreno recesivo, un posible cambio de tendencia se considera como una buena noticia. En caso que la reapertura económica no genere una nueva ola de contagios que lleve a otro confinamiento, la recuperación podría iniciar de forma muy paulatina.
En México, la inflación al consumidor sorprendió al alza. A pesar del recorte en tarifas de electricidad, los precios de mercancías alimenticias registraron un fuerte repunte por tercera quincena consecutiva. Al parecer, la emergencia sanitaria ha afectado la formación de precios en la economía desde abril.

Esta semana...
En las minutas de su más reciente reunión de política monetaria, la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) destacó mejores condiciones financieras y menor volatilidad gracias a los mecanismos implementados para proveer de liquidez a los mercados; a los fuertes estímulos fiscales por parte del gobierno y a una probable desaceleración en la expansión del COVID-19 que ha permitido reactivar la actividad económica en algunas regiones del país.
A juzgar por el contenido de las minutas, es probable que la tasa de interés de referencia de Estados Unidos se mantenga alrededor de 0% en lo que resta de este año y parte del próximo. La FED destacó que realizaría las acciones necesarias para evitar tasas de interés negativas, incluso en un escenario de deflación. El ritmo de compra de activos podría disminuir ante mejores condiciones en la economía. Por otra parte, la FED resaltó dicho ritmo podría acelerarse nuevamente si la situación lo amerita. Al cierre de la semana pasada, los activos en el balance del banco central norteamericano rebasaron los $7,000 miles de millones de dólares ($7 billones).

En Estados Unidos …
En información económica, los inicios de casas registraron una caída de (-)30% a tasa mensual en abril. Esta caída es considerablemente mayor a la contracción más fuerte que haya registrado este indicador durante la crisis inmobiliaria de 2008. De igual manera, los permisos de construcción retrocedieron (-)20.8% m/m en abril al pasar de 1.36 a 1.07 millones de unidades anualizadas, el nivel más bajo desde junio de 2014. Las ventas de casas existentes también cayeron para ubicarse en 4.33 millones de unidades anualizadas en el cuarto mes del año, cifra que representa una contracción de (-)17.8% a tasa mensual.
Habrá que prestar atención a los indicadores del sector residencial, pues la actividad de este sector podría ser duramente afectada por la contingencia sanitaria. De persistir, un deterioro del sector inmobiliario podría motivar más ajustes a la baja en los pronósticos de crecimiento de la economía norteamericana.
En cuanto al mercado laboral, la semana pasada se reportaron 2.4 millones de solicitudes del seguro de desempleo en Estados Unidos, cifra similar a la esperada por el consenso del mercado. A pesar de los elevados niveles, el flujo de solicitudes ingresadas continúa en descenso.
En lo que respecta a manufacturas, los índices de Philadelphia y el PMI manufacturero nacional detuvieron sus caídas en mayo al pasar de (-)56.6 a (-)43.1 puntos y de 36.1 a 39.8 puntos, respectivamente. Por otra parte, el PMI de servicios también registró un aumento al pasar 26.7 puntos en abril a 36.9 puntos en mayo. El sector de servicios ha sido de los más golpeados por el freno de la actividad. De igual manera, es probable que este sector sea de los que más tarde en recuperarse debido a las medidas de distanciamiento social que continuarán aplicándose por más tiempo.
Finalmente, el índice de indicadores adelantados registró una variación de (-)4.4% a tasa mensual en abril, caída menor a la esperada por el consenso. Este indicador permite anticipar el comportamiento del PIB y es probable que éste haya registrado una importante contracción al inicio del segundo trimestre del año.

En México:
En México se dio a conocer la inflación de la primera quincena de mayo. El dato sorprendió al alza (0.30% vs. -0.23% INVEX y -0.13% consenso del mercado). La tasa anual de inflación general aumentó de 2.21% a 2.83%.
La inflación no subyacente se ubicó por encima de lo esperado. La caída en el subíndice de precios de energía ante un recorte en las tarifas de electricidad (-2.04% q/q) no contrarrestó el fuerte repunte en los precios de frutas y verduras (7.42% q/q).
De igual manera, la inflación subyacente sorprendió al alza ante un aumento mayor al esperado, por tercera quincena consecutiva, en el subíndice de precios de alimentos, bebidas y tabaco (0.80% q/q). Todo apunta a que la emergencia sanitaria generó distorsiones en la formación de precios en la economía, sobre todo en lo que respecta a artículos de primera necesidad. De igual manera, la interrupción en las cadenas de suministros, producción y transportación de mercancías probablemente generó un efecto al alza en los precios.
Esperamos que estas distorsiones de precios se disipen una vez que se reactive la actividad económica de forma paulatina y que la inflación anual oscile alrededor de la trayectoria prevista (entre 2.90% y 3.70% en lo que resta del año) para cerrar 2020 alrededor de 3.30%.

¿Qué esperar los próximos días? …
Esta semana se espera la publicación de datos económicos relevantes.
En Estados Unidos destacan cifras de ingreso y consumo personal de abril. Se anticipa una caída de (-)6.8% a tasa mensual en el ingreso. Es probable que la tasa de ahorro haya aumentado debido al elevado desempleo. De concretarse este pronóstico, el consumo podría registrar una fuerte caída de (-)12.5% a tasa mensual de acuerdo con el consenso del mercado.
En más información, esta semana se publicarán los nuevos pedidos de bienes durables de abril. Este indicador permite anticipar el comportamiento de la inversión no residencial y se anticipa una caída de (-)18.0% m/m (-14.5% m/m excluyendo equipo de transporte).
Finalmente se conocerá el índice de confianza del consumidor del Conference Board de mayo. El consenso anticipa un aumento de 86.9 a 87.3 puntos. Al igual que con los índices PMI, ISM y otros que miden la percepción de los agentes económicos sobre la situación de la economía, se considera que un freno a las caídas de la confianza del consumidor y el resto de estos indicadores es una buena noticia.
En México conoceremos la balanza comercial de abril (superávit de $1,383 millones de USD estimado INVEX); balanza de pagos (superávit en cuenta corriente de $2,485 millones de dólares estimado INVEX); el Indicador Global de la Actividad Económica de marzo (-3.8% a/a estimado); la cifra final del PIB (-1.6% estimado), así como el informe trimestral de inflación de Banco de México correspondiente al periodo enero-marzo de 2020 y las minutas de la más reciente reunión de política monetaria del banco central.

No hay comentarios:

Publicar un comentario