Contacto

aureliobueno77@gmail.com

viernes, 29 de mayo de 2020

INTERCAM BANCO: OPINIÓN ANÁLISIS Crédito de la banca comercial abril 2020


El crédito de la banca comercial al sector privado finalizó abril con un saldo de $5,070.4 miles de millones de pesos (mmdp), lo cual implica un incremento de 11.2% nominal anual, su mayor crecimiento registrado en un año. Consideramos que el aumento registrado surge como consecuencia de una mayor demanda de crédito (de empresas) debido al COVID-19, así como por el entorno de reducción de tasas, que permite obtener créditos a menores tasas. El mayor crecimiento proviene de los créditos empresariales, lo cual obedece a que las empresas han buscado aumentar su nivel de efectivo para tener una mayor liquidez con la cual enfrentar los retos provenientes de la crisis. Mantenemos la opinión de que este repunte en el crédito es la respuesta a una situación única, pero que la tendencia reflejada en el largo plazo es de desaceleración, debido en gran parte al desempeño de la economía nacional, misma que se perfila a tener disminuciones considerables en el PIB del año. Finalmente, si bien los estímulos de Banxico ayudaron a incrementar la liquidez y las medidas de la CNBV para diferir créditos ayudaron a mantener la morosidad bajo mayor control, las medidas fiscales del gobierno han sido muy limitadas y representan un pequeño porcentaje del PIB (comparado con la ayuda que otros países han dado).
La cartera de crédito otorgada a las empresas y personas físicas con actividad empresarial registró un incremento anual de 16.0% y representa el 59.7% de la cartera vigente total. El crecimiento actual es el más elevado desde junio 2018 y refleja la reacción ante la crisis (para mejorar la posición financiera de las empresas), esto revierte el desempeño de la cartera empresarial en los últimos meses, que desde mediados del 2018 hasta febrero 2020 tenía la desaceleración más pronunciada entre las diferentes carteras. Dentro de los segmentos principales, los créditos otorgados a la industria manufacturera, que representa el 23.2% de la cartera empresarial, tuvieron un eficiente desempeño, creciendo 17.1%; dentro de la industria manufacturera fueron los créditos para la industria química, de productos a base de minerales y metálicas básicas los que crecieron más respecto a abril 2019. Asimismo, los créditos a la construcción y a servicios inmobiliarios crecieron 13.5% y 23.0% (juntos representan 26.6% de la cartera empresarial). Por otro lado, cabe destacar que las MiPyMEs han sido fuertemente impactadas por la pandemia, y de acuerdo con la ABM la banca está buscando darles más y nuevos apoyos para poder superar la crisis; así también, de acuerdo con las últimas estimaciones de la ABM, se han sumado al programa de diferimiento de crédito, aproximadamente 3.2 millones de créditos a MiPyMEs (y créditos personales para personas físicas con actividad empresarial).
Los créditos al consumo, que representan el 20.2% del total, tuvieron un comportamiento completamente opuesto, estos se mantuvieron prácticamente estables creciendo 0.2%. El crecimiento refleja una desaceleración considerable, ya que, si bien la tendencia a largo plazo reflejaba una desaceleración gradual, el crecimiento actual es el más bajo desde agosto 2010. No obstante, esto se explica por el impacto del coronavirus y, se refleja principalmente en los créditos personales y en las tarjetas de crédito. Las tarjetas de crédito, que representan el 35.9% de los créditos al consumo, disminuyeron -3.6%, y los créditos personales que son el 19.4% cayeron -3.9%. Lo anterior se debe a que, por la pandemia, muchos clientes están favoreciendo el ahorro y, por otra parte, algunas instituciones han tomado medidas para limitar o disminuir el crédito (por ejemplo de las tarjetas), ya que es probable que varios clientes no puedan pagar sus créditos, lo que afectaría el índice de morosidad de las instituciones financieras.
El crédito otorgado a la vivienda que representa el 18.2% de la cartera vigente, tuvo un comportamiento más estable, incrementando 9.6%. Si bien esta cifra refleja una desaceleración, el movimiento sucede de manera gradual. Se nota claramente que desde principios del 2018 hasta agosto 2019 el desempeño fue positivo, sin embargo, desde ese entonces ha disminuido su ritmo de crecimiento paulatinamente. El incremento es impulsado por los créditos residenciales que aumentaron 10.9%.
Finalmente, cabe mencionar que a pesar de que la situación actual es claramente perjudicial, llena de incertidumbre y ha afectado no sólo a nuestro país sino al mundo entero, estamos de acuerdo con la ABM de que en este caso (a diferencia de en crisis anteriores) la banca será parte de la solución, ya que se entró a esta crisis con niveles de morosidad, capitalización y cobertura sólidos.
+++

No hay comentarios:

Publicar un comentario