Contacto

aureliobueno77@gmail.com

martes, 31 de marzo de 2020

INTERCAM BANCO: OPNIÓN ANÁLISIS Renta Variable marzo de 2020 Sector Financiero Impacto del COVID-19 en las instituciones financieras


Es indiscutible que el COVID-19 tendrá un efecto negativo importante en la economía mundial, a pesar de que la magnitud y duración de éste aún se desconocen. Los mercados han incorporado un escenario recesivo por lo que esperan que los bancos no alcanzarán sus objetivos en el corto plazo. Sin embargo, cabe destacar que hasta el momento los índices de morosidad y la rentabilidad permanecen en niveles sólidos. Luis Niño de Rivera, presidente de la ABM, mencionó que la banca está más que preparada y, tanto representantes de la SCHP como de Banxico, han mencionado que tomarán las medidas necesarias para contribuir con la liquidez.
Dentro de las medidas para apoyar al sector financiero el 25 de marzo la CNBV emitió criterios contables especiales para que los bancos permitan a sus clientes congelar créditos hasta por seis meses, en caso de que estos tengan alguna afectación en sus pagos por el coronavirus. Lo anterior aplica en caso de que el crédito estuviera vigente al 28 de febrero del año actual, para créditos de consumo, vivienda y comerciales.
Los bancos podrán seleccionar en dar “el diferimiento parcial o total de pagos de capital y/o intereses hasta por cuatro meses, con posibilidad de extenderlo a dos meses adicionales, respecto a la totalidad del monto exigible incluyendo los accesorios”. Para los bancos, estos criterios contables especiales implicarán que los créditos que entren en este esquema serán considerados cartera vigente y no reestructura o renovaciones, para de esta manera no afectar la cartera y los índices de morosidad de las instituciones financieras.
Así también, el Secretario de Hacienda, Arturo Herrera, comentó que las medidas son para apoyar a los clientes a llegar a un acuerdo con sus bancos para diferir el principal e intereses, y para dar espacio regulatorio a los bancos para concentrarse en apoyar a los mexicanos, haciendo finalmente un llamado al sector financiero a mantener las líneas de crédito necesarias para hacer frente a la crisis. Banorte, BBVA, Compartamos, HSBC, Santander y Scotiabank ya han anunciado medidas de esta índole.
Por otro lado, la agencia calificadora Fitch Ratings planteó que el riesgo de rebaja de la calificación de los bancos es mayor como consecuencia de la incertidumbre causada por el coronavirus. Lo anterior sumado a un menor nivel del PIB en México y por el deterioro en los ingresos del Estado tras la caída en los precios del petróleo. Por lo que la agencia espera que pueda haber un deterioro en las operaciones de los bancos que lleve a una menor calidad de activos y afecte sus utilidades.
Posteriormente, S&P Ratings revisó la calificación de 77 empresas, dentro de ellas 38 instituciones financieras. Lo anterior sucedió un día después de que S&P rebajara la calificación crediticia de México y de Pemex, por el impacto que se espera en la economía nacional por el COVID-19 y la considerable caída de los precios del petróleo. Asimismo, consideró la ejecución no eficiente de políticas públicas que podría llevar a un debilitamiento de las finanzas públicas. La agencia considera que el riesgo del sector bancario mexicano es mayor (aumentándolo de 5 a 6 en una escala del 1 al 10) y disminuyó la calificación de varias instituciones financieras, entre ellas: Bancomext, Banobras, Banorte, BBVA, Citibanamex, Compartamos, Crédito Real, HSBC, Inbursa, Infonavit, IPAB y Scotiabank. Consideran que el crecimiento en el crédito será modesto durante éste y el próximo año, por una menor demanda en los sectores corporativo, comercial y de los hogares. Sin embargo, estiman que los niveles de rentabilidad y la calidad de los activos no se deterioren significativamente, manteniéndose adecuados.
Cabe destacar que, al igual que nosotros, las calificadoras consideran que los bancos mexicanos han tenido en los últimos años elevados niveles de rentabilidad y una sana calidad de activos, y por ello se encuentran bien preparados para enfrentar los choques de mercado de corto plazo. En cuanto a los bancos/instituciones bajo nuestra cobertura destaca lo siguiente:
Gfnorte
Fuente: Reuters.
BSMX: Precio de la acción
Desde el 19 de febrero (fecha en que se comenzó a ver el efecto del coronavirus en los mercados internacionales) hasta ahora, el precio de Gfnorte bajó de $116.54 pesos por acción a $64.2, lo anterior implica un rendimiento de -44.9%.
Con ello su market cap se sitúa en $185,190 millones de pesos (mdp). En el caso de Banorte se debe tener en cuenta que la magnitud de la afectación negativa está relacionada con la profundidad de mercado que tiene, y el hecho de que es de las acciones con mayor liquidez en el mercado. Es decir, como consecuencia de su elevada bursatilidad es una acción que los inversionistas fácilmente pueden vender en el mercado al querer reducir su exposición a mercados emergentes, particularmente en México. Nosotros esperamos que el grupo financiero sea más exigentes en cuanto a los créditos otorgados, pero que sigan prestando al gobierno, con quien han tenido una muy buena relación. El crecimiento en cartera esperado por Gfnorte para el 2020 antes de la pandemia era de 6% a 8%, cifra que puede reducirse notablemente, mientras que anticipamos un incremento en su índice de cartera vencida desde el actual 1.69% (cifras de la CNBV a enero).
Santander
Fuente: Reuters.
Bbajio: Precio de la acción
Para Santander México la reducción en el precio de $28.57 (19 feb) a $15.2 actualmente, representa una caída de -46.8%. El market cap se sitúa ahora en $102,961 mdp. Terminar su plan de inversión (de tres años) en 2019, los puso en una mejor situación en cuanto a la tecnología que tienen disponible para afrontar estos momentos. Considerando que en 2020 ya se preveía un comportamiento negativo en la economía nacional, antes de que sucediera la propagación del coronavirus, Santander probablemente también tenga que revisar los crecimientos que esperaban para el año. Destaca que Ana Botín, presidenta de Santander España, anunció que la matriz probablemente reduzca en 5% la utilidad del 2020. En cuanto a Santander México, sus niveles de rentabilidad se encuentran por debajo de sus principales competidores, y ahora será aún más retador mejorar estas métricas. Sin embargo, consideramos positivo que el enfoque de la institución probablemente sea mantener niveles saludables de capital, de liquidez y del costo de riesgo.
BanBajío
Fuente: Reuters.
Ver información importante al final de este documento.
El precio actual de Bbajio es de $19.9 pesos por acción, frente a $31.11 el 19 de febrero, reflejando una baja de -36.2%. Con ello el market cap se sitúa en $23,620 mdp. El banco tiene una diversificación geográfica del portafolio y, en condiciones normales estas áreas tienden a tener mejores comportamientos, sin embargo, con el impacto que habrá en la economía nacional, tendrá que analizarse la afectación a las diversas regiones. Asimismo, su portafolio está compuesto principalmente (alrededor de 82.6%) por PyMes, que si bien ha funcionado como estrategia del negocio, se tendrá que ver de qué manera impacta la crisis actual a cada caso. Para ello es útil que siga funcionando toda su fuerza de ventas y que mantengan contacto de forma remota con los clientes. Lo anterior con el fin de mantener una calidad de los activos sólida; destaca que BanBajío ha tenido constantemente de los mejores índices de morosidad del sistema financiero.
Regional
El precio de la acción cayó -47.2%, bajando de $116.97 a $61.7, por lo que el market cap se sitúa en $20,244 mdp. En el caso de Regional destaca que, si bien el impacto económico afectaría a todo el país, en general las regiones en las que tiene una mayor presencia la institución son las menos afectadas y las que crecen a mayores ritmos (bajo condiciones normales). Aproximadamente el 84.3% de su cartera vigente está destinada a PyMes lo cual presenta un reto por cómo puede impactarlas el freno de actividades, sin embargo, también existe la posibilidad de que el banco tenga contacto con ellos para ver las diversas necesidades de crédito. Así también, la separación estratégica de Hey Banco y Banregio puede ser da ayuda. El crecimiento en cartera esperado por Regional era de 8% a 12%, y tiene un índice de cartera vencida (CNBV a enero) de 1.68%. Como se recordará, Regional ya premiaba la calidad de activos sobre un enfoque de puro crecimiento y, en momentos así, es altamente probable que sigua con una línea de acción precavida. Fuente: Reuters.
Gentera: Precio de la acción
Gentera
La acción de Gentera ha caído -59.5% desde el $21.24 (19 de febrero) y hasta el precio actual de $8.6, con un market cap en $13,690 mdp. La estrepitosa caída se relaciona con el hecho de que es líder en inclusión financiera y, por ello, sus créditos están destinados principalmente a la base de la población. La institución ya comunicó las acciones que están ejecutando derivadas del riesgo del COVID- 19. Adicionalmente a las medidas de salud, se enfocan en mantener la continuidad de la operación del negocio, fortalecer la liquidez y mantener la capitalización. En cuanto a la gestión del gasto, mantendrán una estricta disciplina, los proyectos no prioritarios serán pospuestos y los gastos operativos no esenciales serán aplazados. Informan que cuentan con los recursos necesarios para mitigar los riesgos de liquidez y han puesto en marcha un plan extraordinario de liquidez. Su nivel decaja está por encima del requerido y consideran que será suficiente para enfrentar todos sus pasivos con vencimiento en el 2020.
Conclusión
Existe un panorama incierto causado por la pandemia, la recesión mundial y de la economía mexicana es inevitable. La situación económica ya comenzó a deteriorarse de manera notable, lo cual podría verse reflejado en un menor otorgamiento de créditos por parte de la banca. Con ello, esperamos que revisen sus guías de crecimiento en cartera de crédito y utilidades a la baja. El menor crecimiento de la cartera vigente, junto con un aumento a mayor ritmo de la cartera vencida causarían que los NPL’s se vean afectados; así también, las estimaciones preventivas tendrían que incrementar para mitigar el impacto negativo que habría sobre los índices de cobertura. Sin embargo, las acciones tomadas por la CNBV le darán dar mayor flexibilidad tanto a los bancos como a sus clientes y ayudarán a que el impacto y el deterioro de las carteras sea menor, dejando así al sistema financiera en una mejor posición para enfrentarse a esta crisis.
+++

No hay comentarios:

Publicar un comentario